Lou Ferrigno, el verdadero Hombre Increíble

Por Fer García EL Comicólogo

Creo que para nadie es sorpresa que yo sufrí lo que hoy es conocido como  «bullying».

Cumplia con todo el cliche, el paquete completo,  niño gordito, tímido e introvertido, me era difícil hacer amigos. Claramente,  en mis épocas no había ni técnicas ni campañas ni esas cosas de hoy en día para combatir el acoso escolar.

Mi papá fue boxeador amateur, además de ser un deportista nato, en su juventud se dedico tanto al box como al beisbol así como a correr, participó en varias carreras de cinco y diez kilómetros y claro que también corrió varios maratones. Como lo dije al principio, un atleta nato, a quien el destino o karma le dio un hijo como yo, quien prefería leer y estar en su casa que salir

La respuesta  de mi papá ante el acoso fue práctica y muy  sencilla para él: me enseñó box. Para mi papá le  era muy difícil relacionarse conmigo. Era todo lo que mi papá no esperaba, no destaque nunca por los deportes, no me relacionaba bien con los niños de mi edad etc.. No teníamos puntos en común. Aun los programas de televisión que veíamos eran sus gustos, eran otras épocas y faltaba mucho para que existiera un canal dedicado solamente a caricaturas. Me queda clarísimo que mi gusto por las películas de guerra o de gangsters son parte de su herencia..

a father and boy watching on the tv

A excepción de un programa.

En México, se le conocía como “El Hombre Increíble”, curiosamente, era un programa que le agradaba a mi papá.No tenía idea de por qué, pero era un programa que podíamos ver juntos, lo cual para mi era genial, además como  todos sabemos, era una serie basada en un personaje de Marvel, es decir, los cómics. Cuando digo que  mi papá no perdía  ninguna oportunidad en tratar de influir en que hiciera ejercicio, no exagero, siempre buscaba algún incentivo o comentario que me llevara a hacer ejercicio.Después de  ver  muchos capítulos del Hombre Increíble,  no tuvo que batallar mucho para que de manera voluntaria  hiciera actividad física.

Fue en el gimnasio donde encontré por primera vez un espacio donde me sentía cómodo y bien, fue  un ejercicio que me agradaba y disfrutaba, lo cual, nos dicen los expertos, es una de las condiciones para que tengas una rutina de ejercicio, que te guste. Lou Ferrigno fue muy importante  en mi decisión por hacer ejercicio y específicamente pesas. Claramente nunca llegué a desarrollar un cuerpo como el de mi ídolo, pero continúe  siguiendo su carrera, ya sea como actor en la película de Hercules (1983) o como el antagonista del genial documental “Pumping Iron” (1975) que claramente yo vería mucho después.

Siempre digo  que todos los caminos llevan al cómic y este año parece que va a ser verdad, en la edición de La Mole de marzo de 2024, Lou Ferrigno es uno de los invitados de honor. ¡Tener la oportunidad de conocer a esta celebridad me emociona mucho!. Tanto que no sé qué más datos poner, son muchos  años desde que  ese niño  regordete viera el programa  en casa de su abuela junto a su papá, al descubrimiento de la película de “Hércules “ a ver con agrado que  Ferrigno también aparecía en el docudrama “Pumping Iron” son muchos años de distancia. Recuerdo con mucho agrado los dos cameos que hizo Ferrigno en las “modernas” películas de Hulk , me refiero a la de 2003 y 2008 con Eric Bana y Edward Norton, quienes no repitieron el papel de Hulk. Será para mí muy importante poder conocer a esta celebridad y claro, que les contaré mis impresiones aquí! En Soft Magazine!

.  

Autor

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.