Y tú ¿eres un crack?

Tener una marca personal es bueno siempre y cuando sea la que deseas tener, si ese proceso o deseas ver si lo estás consiguiendo, entonces consulta Imagen de Crack de Clara Villarreal para serlo

Por Loelia Escobar Hernández

Cuando alguien te dice eres una crack, entonces vas por buen camino,

Ser un crack requiere más allá de una buena presencia o imagen, se necesita trabajar en uno mismo, desde el interior, ser congruente y siempre, siempre, siempre mostrarnos como somos y que se perciba por los demás con esa misma imagen.

Quizá el término te haga pensar en una cuestión deportiva, porque justo ahí es donde se genera este término, pero ahora lo puedes aplicar en áreas más allá del deporte.

Si alguna ocasión escuchaste que alguien es un crack en su ramo o destaca por mucho entre un equipo de profesionales y le llaman así, significa que actúa con profesionalismo, entrega y siempre está preparándose.

Conviértete en todo un crack

Si en este momento te preguntas ¿cómo puedo convertirme en crack? entonces vas por buen camino, porque de ahí parte todo, de cuestionarte, de encontrar respuestas honestas de tí mismo, como lo expresa Clara Villarreal, quien es  experta en el tema y ha escrito el libro Imagen de Crack (Empresa Activa), el cual será una guía importante para alcanzar esa meta. Platicamos con ella y esto nos comenta:

“Ser un crack es convertirse en tu mejor versión, si quieres convertirte en un DJ debes pensar como DJ, hablar como DJ, sentirte como DJ, por ejemplo. Lo mismo aplica si lo que deseas es ser un crack como arquitecto, maestro, estilista, doctor, enfermera o cualquier profesión debes aplicar estos cinco factores de la congruencia: pensar, hablar, actuar, verte y sentirte, si tú los alineas entonces eres un crack.”

Su libro es un constante cuestionamiento, son preguntas que debes formularte para que las respuestas que des a ellas, con sinceridad ante todo, te permitan descubrirte quizá de una forma que ni tú mismo te habías dado cuenta. Pero, ¿por qué hay tantas preguntas?, ella  nos dice que esto lo hace porque tiene que ver mucho con el método Montessori, donde los niños aprenden a tomar decisiones por sí mismos, a investigar y a tener curiosidad, cuando no se está habituado a ello, poco nos cuestionamos y en ocasiones no sabemos por qué suceden las cosas o incluso si de pequeños nuestros padres arreglaban nuestras cosas nunca nos preguntamos porqué las llevábamos o qué llevábamos en una mochila de natación, por ejemplo. En cambio cuando el niño fue quien buscó sus cosas para ir a clase de natación, se preguntó desde ese momento ¿qué necesito? y buscó los aditamentos para que nada le faltara.

Ahora en una edad más adulta esos detalles pueden impactar en nuestra personalidad, la cual podría responder a los intereses de otros y no los nuestros o a lo que realmente deseamos en la vida.

“Cuando nos hacemos preguntas y nos cuestionamos, resolvemos heridas, resolvemos miedos, creencias, creencias limitantes, tabúes, todo aquello que nos limita y todo tiene que ver gracias al cuestionamiento. Tú te cuestionas y tienes el gran poder de la vida que es tomar las riendas de tu vida y hacerte responsable de tu vida, porque de eso se trata la vida: de hacerte responsable de ti mismo.” 

El tema de la imagen

Quizá pienses que la imagen lo es todo, pero para Carla no es así, de hecho declara contundente: “El tema de la imagen es que no importa la imagen, importa todo el concepto”.

“El tema de la imagen es tu palabra, tiene que ver en el trabajo, en la casa, en las amistades, contigo mismo, el  que sea tu palabra contigo mismo, tus pensamientos y que todo lo juntes.”

El orden es otro punto importante a considerar, “cuando ordenamos los pensamientos ordenamos todo lo demás, ¿cómo ordeno mis pensamientos? Comienza ordenando tu buró,  luego tu closet, después  tu cuarto, la cocina, la cajuela del coche. Cuando ordenas afuera  en automático lo que falta ordenar es adentro, inicias ordenado afuera lo que es de tu propiedad, no te metas en las propiedades de los demás -si eres una madre de familia no ordenes el cuarto de tus hijos, tu ordena tu cuarto, no el de tus hijos, ese no es tu cuarto-. En el lugar ordenado ya nada brinca a la mente, ya nada hace ruido afuera y de inmediato entras a  la mente, comienzas a ordenar adentro, por eso la importancia de ordenar afuera, la última que te queda es ordenar adentro, te gustó el orden de tu alrededor, entonces entras a ordenar adentro”.

“La imagen tiene que ver todo un ecosistema de pensamientos, de palabras, de actitud, de cómo te ves, de cómo te sientes, de cómo actúas, de cómo le das continuidad a todo lo que hay alrededor tuyo, que seas de una sola pieza a donde vayas, no que seas una en un lugar y otra en otro, porque a lo mejor estamos platicando en una reunión y de repente  alguna de nosotros nos suena  el teléfono y entra la llamada de un ser querido y le cambias la voz y es que cambias, bueno por qué cambiamos, porque con algunas personas hablamos de una manera, con otros de otra, se trata de ser los mismos y no acomodarnos según el ambiente y la persona con quien estamos. Ser uno íntegro a donde vayamos.

Por ello debes tomar en cuenta, que “la imagen es el poder que tienes a tu favor o en tu contra”.

Las redes sociales

Las redes sociales son otra vía para expresarse, tanto por lo que escribes, subes, opinas, compartes o das o no like. Hay quienes comparten su vulnerabilidad a través de sus éxitos o fracasos, pero mucha gente no lo hace, no comparten sus tristezas o derrotas y crean falsas identidades, que hacen pensar que siempre están bien. A decir de Clara, hay quienes la utilizan para como un medio de expresión y otras como una plataforma de crecimiento profesional, “lo importante es saber cuál es el objetivo para sacarle el mayor jugo posible”.

Añade que es importante tomar conciencia al momento de dar un like, un me gusta o cualquier reacción, o bien si se comenta y qué se comenta. Todo importa y puede repercutir, no importa si le diste like o pusiste un comentario que después quites, porque si alguien le tomó una captura quedará plasmado para siempre. Solo recuerda cuántas veces personas han publicado algo, lo quitan a los dos minutos, pero eso sigue circulando en redes, por más que quien lo puso diga que no lo hizo.

Además dar un like es estar de acuerdo con lo que ahí se plasma, no importa si tu intención era otra. “Pongamos atención a qué le damos like, porque le estamos regalando tu aprobación, igual con lo que comentamos y cómo lo hacemos”.

“Imagen de Crack es un libro te reta a cuestionarte lo que nunca te has cuestionado en la vida y que el único que tiene la posibilidad de lograr un cambio en tu vida eres tú, no hay de otra, todo lo demás influye, pero no lo mueves si tu no permites que se mueva. Te invita a que puedas lograr que  los demás perciban de ti lo que quieras que perciban de ti y el día de mañana te digan que eres un crack.”

El libro, es también un manual de ejercicios que podrás tener como guía para alcanzar tu meta de proyectar lo que realmente deseas y estar agusto contigo mismo. Posee múltiples referencias de destacadas personalidades o investigadores por si deseas ahondar en el tema. El libro está disponible en librerías y en formato digital.

La autora
Clara Villarreal es experta en imagen pública, etiqueta, protocolo y comunicación. Desde hace más de 15 años se dedica a dar orientación y proveer herramientas que acerquen a los demás a generar objetivos, generar confianza y volverse memorable para construir y conformar una marca personal que refleje la percepción deseada. Es asesora en el manejo de reputación tanto digital como social.

Autor

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.