Ceremonia ritual otomí para encender el fuego nuevo

Los pueblos indígenas del Estado de México han rescatado algunos de sus rituales más importantes, perdidos a lo largo de la historia por la colonización y la modernidad, sin embargo, desde hace 37 años, los pueblos náhuatl, matlatzinca, mazahua, tlahuica y otomí, con impulso de algunas instituciones, han logrado recuperar y compartir con el resto de los habitantes de la entidad y el país, su música, tradiciones gastronomía y portar con orgullo su vestimenta tradicional indígena.

El encendido del fuego nuevo en el marco del Equinoccio de Primavera, es para el pueblo otomí, un espacio de encuentro y regocijo, es solemne porque desde el corazón, se debe pedir a los guardianes de los cuatro puntos cardinales y a los guardianes de los cuatro elementos vitales, una temporada de lluvias abundante y una cosecha próspera, pero permite saludar al jefe supremo de la comunidad y purificar el espíritu a través de los elementos que componen el ritual.

El lugar donde se lleva a cabo esta ceremonia es el Centro Ceremonial Otomí, ubicado en el municipio de Temoaya en la Zona Norte del Estado de México, cada primer domingo del mes, el pueblo otomí de esta región se reúne para un ritual similar y los asistentes pueden participar de este.

Autor

  • Cecilia Pineda

    Periodista cultural desde hace más de una década, su pasión son las culturas populares y las tradiciones mexicanas. Se ha desempeñado cómo comunicadora de gobiernos municipales y actualmente trabaja en el área de Comunicación de El Colegio Mexiquense, institución de investigación y docencia. Participa en el programa de Radio Aula Mayor en Mexiquense Radio y en el Podcast Intelifilia, ciencia para llevar.

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Micromundos

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.