Inseparables, cuando el trabajo se vuelve amistad

Muchos de ustedes #Softers pueden tener planes para vivir muchas experiencias: correr, bailar, pintar, vivir en algún lugar exótico, comprar y coleccionar piezas, vivir en familia, ser un solitario, entre miles de deseos, todos válidos de acuerdo a los intereses propios. Ahora bien, para acceder a estos deseos, el cerebro se llena de imágenes y el cuerpo vibra al evocarlas sentirlas, sin embargo, todo esto se trata de un o interés  que una persona tiene por conseguir una posesión o la realización de algo.  Pero todo esto se queda en el imaginario por eso te invito a crear ese evento imaginario apoyándote del contexto de una película que te guía para ubicar que los deseo se modifican y aparecen en la vida, solo hay que saber distinguirlos para  abrazarlos, hacerlos propios y  crear una experiencia favorita a partir de las habilidades con las que se cuentan .

Regresar a lo básico y sencillo al finalizar el mes es lo que el cuerpo pide, puede ser por ejemplo un regalo para armonizar de manera que éste recupere energía. Eso es lo que yo descubrí en esta increíble propuesta: Inseparables, una película de comedia dramática, de origen argentino, protagonizada por Óscar Martínez y Rodrigo de la Serna, escrita y dirigida por Marcos Carnevale en 2016. Se trata de una adaptación de la película original francesa Intouchables que recaudó, en 2011, 400 millones de dólares. Por momentos es mucho más sencillo acceder y entender lo que no se desea, para mantenerse en un lugar seguro…y permitir que nuevas experiencias sorprendan el curso de la vida. 

Esta bellísima película presenta de manera suave y pausada cómo es nuestra faceta Softer, nos ayuda a visibilizar emociones y sensaciones que se viven en cualquier familia, particularmente en esas familias con miembros con necesidades especiales. Es apta para adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores.

Felipe es un hombre maduro de negocios que presenta una cuadraplejia a causa de una caída de caballo y está a la búsqueda de un nuevo asistente terapeútico. En ella, y sin ninguna explicación clara, elige a su ayudante,  el jardinero “Tito”. No han pasado más de 20 minutos de película cuando el espectador sabe que la relación entre Tito y Felipe irá más allá de la de un patrón y su enfermero, y más bien serán salvadores de su propio existir. 

Tito es un tipo inculto, dicharachero, bailador, sin escrúpulos, con muchas historias por curar y resolver. Felipe es un hombre culto, con dolores internos, esperanza y una vida prolífera. En la historia se entremezclan dos personajes fundamentales: Verónica, la administradora de los bienes de la familia, representada por la actriz Carla Peterson,  y la asistente particular de la administración de la casa, Alejandra Flechner, quien le da vida a Ivonne. La historia está rodeada de una experiencia de contemplación, llena de música, cuadros, piezas únicas e historias por descubrir.

La comedia dramática contiene muchos toques emotivos que permiten experimentar sentimientos que van del amor a la compasión, risas, groserías, bailes, contemplación, bromas, crianza, lo cual fomenta la creación de historias paralelas.

Con esta película disponible en plataformas, los convoco a que nos compartan su reflexión de esta gran propuesta cinematográfica y a que se cuestionen: 

∙       ¿Qué pasaría en tu concepción del mundo si se dejaran de lado algunas expectativas y normatividades? ¿qué sucedería si se descartaran diagnósticos totalitarios? 

¡Gran cierre de mes! 

Autor

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente
Ozzy Osbourne

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.