Cumple 12 años de existencia El Museo de la Mujer

Espacio vivo que da cuenta de los movimientos de las mujeres, sus luchas, sus logros y permite reflexionar en torno a la situación actual en la que vive

Por Loelia Escobar

¿Quieres conocer la historia de la lucha de las mujeres en México, pero no sabes dónde acudir o por dónde empezar?

Aquí te lo contamos todo. En la Ciudad de México desde hace 12 años está el Museo de la Mujer, un recinto en donde podrás encontrar información relacionada con la historia de la mujer y su lucha por los derechos humanos, por su derecho a la educación, por sus derechos civiles, políticos, que sigue luchando por una vida libre de violencia, por el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, por mencionar algunos puntos. Este espacio que vio la luz un 8 de marzo de 2011 y es el único en su tipo en México y en América, porque sí existen otros espacios dedicados a la mujer, como lo indica en entrevista para

SoftmagazinePatricia Galeana Herrera, directora y fundadora del Museo de la Mujer. Sin embargo, agrega, a temática de los otros espacios no es tan amplia, son espacios que se enfocan a una sola parte de la historia feminista de la humanidad. Incluso a nivel internacional tampoco hay tantos.

“Sí hay museos de la mujer en el mundo, pero la peculiaridad de este Museo en la Ciudad de México – que se hizo con el apoyo de la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU)y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)- es que es el único que hace una revisión histórica desde la época prehispánica hasta la actualidad, porque los otros se especializan en alguna etapa de la historia de las mujeres  por ejemplo el de Manchester en Inglaterra: el voto; el de Barrancabermeja en Colombia se dedica a las mujeres frente a la guerrilla.”

Indica que hay otros dedicados a presentar el arte de las mujeres y otros que hablan de la ropa, como el de China donde se muestra la vestimenta y los zapatos de las mujeres en esa parte del mundo y dan cuenta cómo se les limitaba el crecimiento de pies. 

La concepción del museo tomó varias décadas para su realización como nos cuenta su también fundadora. 

Sus orígenes

Su creación proviene de la iniciativa que tuvo la doctora en estudios latinoamericanos, Patricia Galena hace 37 años, quien se declara defensora de derechos humanos y feminista militante de toda la vida, cuando la Organización de las Naciones Unidas convocó para que se dieran ideas de cómo enseñar lo que son los derechos humanos a la población, “ yo presenté en un congreso la propuesta de hacer un Museo de la Mujer, la idea surgió a partir de la visita a Jerusalén del Museo del Holocausto, ciertamente hay museos del holocausto en diversas partes del mundo: En Estados Unidos, en México, en fin, pero no hay ninguno que se compare al de Jerusalén donde se muestra lo acontecido con documentos, fotos fehacientes y sale uno de ahí diciendo ¡Nunca más! una atrocidad como esta nunca más debe permitirse. Pues de ahí me permití la idea de que debería de presentarse al público lo que había acontecido, los hechos históricos, yo soy historiadora, de tal manera que sin decirlo explícitamente las personas pudieran llegar a la conclusión en el Museo del Holocausto en Jerusalén, de que es una atrocidad lo acontecido y no deba de repetirse.”

Una muestra de que el Museo de la Mujer ha cumplido ese objetivo de hacer reflexionar es precisamente un mensaje que fue plasmado en el libro de visitas por un obrero que no dejó su nombre, es decir es un mensaje anónimo: “soy obrero, tengo 54 años, de veras que la han tenido difícil las mujeres”.

“Esta es una frase que me llegó al alma porque lo logramos hacer que las personas sacaran sus propias conclusiones y dijeran que esto es injusto, que hayan tenido que luchar las mujeres por su derecho a la educación, por sus derechos civiles, políticos y que ahora sigamos luchando por una vida libre de violencia, por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, en fin.”

¿Qué encontrarás?

Este es un espacio vivo, con actividades constantes no solo en sus instalaciones, sino que también lo virtual es otro punto que lo distingue, con actividades con especialistas de México y otros países y continentes, que permite llegar a una cantidad mayor de personas y así propiciar el diálogo, la difusión de conocimiento.

 Vamos por partes, en sus instalaciones que son lo que antes fue La Casa de la Imprenta Universitaria, la sede que les brindó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para hacer el Museo, en su Salón de Usos Múltiples el visitante podrá encontrar las Cuatro Olas del Feminismo, “para que el público pueda entender lo qué es el feminismo y cuál ha sido su evolución a través del tiempo, y tenemos la fortuna de haber construido un auditorio y la biblioteca Clementina Díaz y de Ovando, en la parte de atrás donde había un lote que no se usaba por parte del Gobierno del entonces Distrito Federal y que lo cedió para el Museo entonces ahí tenemos más espacio para hacer todo tipo de actividades culturales: damos cursos, talleres, conferencias, veladas literarias, veladas musicales e incluso hemos tenido algunas escenografías teatrales todo vinculado a la historia y situación de las mujeres en México”.

Posee 10 salas, así como obra escultórica, pictórica y otras expresiones artísticas, tanto en su acervo como aquellas exposiciones temporales. En sus orígenes, el Museo tuvo el apoyo de la comunidad la comunidad cultural, “en particular de artistas plásticos que hicieron obra exprofeso para el museo o que donaron obra que ya habían hecho, entonces por ejemplo tenemos de obra de Guillermo Ceniceros hecha exprofeso para el museo, de Esther González, de Namiko Prado Arai. También tenemos obras que donaron las viudas de grandes artistas como del maestro Ángel Boliver, de Raúl Anguiano. Hay obra de un pintor que debe tener mayor reconocimiento que es Ángel Boliver, que es el que hace la pintura emblemática de nuestro Museo. Se cuentan con obra de escultoras y escultores que hicieron obra exprofeso como Sebastián y Glenda Hecksher esto es parte de la colección permanente del museo”.

Además de la colección prehispánica de la familia Armella Spitalier. Una virgen articulada del Siglo XVII, por lo que “el público va a poder encontrar en este museo tanto obras de arte conque deleitarse y enriquecer sus apreciaciones y sus emociones, pues como decía Vasarely: ‘el arte es indispensable para la vida emocional de los pueblos´.

Al ser un espacio que no tiene grandes salas, eso los llevó a hacer uso de los avances tecnológicos en museología y cuentan con múltiples videos, recreaciones en tercera dimensión, pantallas interactivas que hace a este recinto atractivo para los jóvenes.

Museo vivo y marzo aún más 

Como es su naturaleza, las actividades no siempre hacen que este espacio esté vivo, en contante actividad, a decir de su titular, tienen actividades cada semana, como mínimo hay dos, pero podrá haber hasta cinco actividades. 

“Ahora en marzo habrá muchas actividades en este ciclo que hemos querido que sea muy representativo de lo que es el Feminismo de cuál es la posición hoy, de los problemas que enfrentamos las mujeres en México, pues sé que son muy graves por la altísima violencia que hay en contra de las mujeres, el índice de feminicidios que son la mayor parte de ellos quedan impunes, se abren carpetas de investigación que nunca se cierran y todo esto se va a ventilar por especialistas, no solo por abogadas, sino también por sicólogas, politólogas, sociólogas, porque la característica de nuestra organización es que tenemos representantes de las diferentes áreas del conocimiento y esto nos permite tener un trabajo multidisciplinario permanentemente.”

Ejemplo de lo anterior es el ciclo de conferencias virtuales “Feminismo e historia de las mujeres” en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que dio inicio el pasado 1 de marzo pero que continuará hasta el 29 de marzo, con una conferencia presencial.

“Tenemos un ciclo en donde se da todo tipo de explicación de la evolución en la lucha de las mujeres, vamos a tener conferencias, se darán durante todo el mes donde participarán lo mismo especialistas europeas de España que sudamericanas y mexicanas, no solo de la ciudad de México sino de las diferentes entidades federativas.”

Si deseas saber más sobre estas actividades puedes consultar la página: https://museodelamujer.org.mx/virtual/actividades/

Espacio Inclusivo 

A diferencia de otros espacios donde se muestran trabajos realizados por mujeres, aquí los hombres también tienen participación, como lo explica la directora del museo:

“Ha habido hombres que, aunque no se hayan llamado a sí mismos feministas han sido feministas en la práctica porque también se han sumado a la lucha de las mujeres por sus derechos, yo como historiadora los he estudiado a lo largo de mi vida profesional y pues sí, en efecto hemos acogido a pintores, por ejemplo, que se dedican a recrear la vida de las mujeres.”

Toma el tiempo necesario para visitarlo

Pese a no ser un espacio demasiado grande, sí debes tomarte el tiempo para visitarlo por la cantidad de información que hay en él, tanto en sus explicaciones como en los videos y las pantallas interactivas de sus salas, lo ideal es ir más de una vez a visitarlo, en verdad que lo disfrutarás.

Coordenadas

El Museo de la Mujer se localiza en la calle República de Bolivia 17, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, entre las calles de República de Argentina y República de Brasil y forma parte del Corredor Cultural de la CDMX.

Está abierto de martes a domingo de 10 a 18 hrs. La entrada tiene un costo de $20.00 en general. Estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial del INAPAM $10.00.

Autor

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.