KUBO: el Arte de la Adrenalina

Este mayo, la galería de Casa Milán presenta la exposición “Hechos Reales. Lienzos al Límite” en la que pone a la venta la obra del grafitero más legendario de México: KUBO.

Aún con el rostro tapado en su totalidad y guantes en las manos es posible percibir, solo en su voz, lo orgulloso que se siente KUBO, luego de 25 años de vivir en la clandestinidad de la calle, por llegar a una galería de arte establecida y vender sus obras a prestigiosos coleccionistas.

La muestra estará abierta hasta el 11 de junio en Milán 41 en la colonia Juárez, en la Ciudad de México, lugar donde se acercaron jóvenes a “conocer” al artista, dejándose rayar por él la ropa, estampas o juguetes que le ofrecieron en tributo. 

Su obra cobra relevancia en torno al contexto y la dificultad de su ejecución en el espacio público: espectaculares de 30 metros de altura marcados con su nombre, trenes en movimiento, patrullas y bardas son algunos de los lugares donde KUBO ha dejado huella de su trabajo. Muchos otros interesados en el graffiti lo abandonaron por trabajos convencionales, sin embargo KUBO persiste hasta el día de hoy. Su trayecto incluye países de Sudamérica y Europa, donde los transeúntes han visto su firma. 

Softmagazine.mx entrevistó en exclusiva a KUBO con motivo de su primera exposición en una galería establecida. 

Kristina Velfu.- ¿Quién es KUBO?

KUBO.- Es un “escritor” de graffiti que nace en los 90, específicamente en el año de 1996. Tengo más de 25 años dentro de la cultura hip-hop, en su rama del grafitti y marcando mi nombre durante todos estos años. He tomado casi cualquier superficie como lienzo: carros particulares, camionetas, camiones y espectaculares. 

K.V.- ¿Cómo nace tu nombre?

K.- KUBO nace justo por mi gusto por el hip-hop como género musical. Está inspirado en el rapero Ice Cube, yo hice una traducción y me decidí por llamarme KUBO. 

K.V.- ¿Cómo fue tu infancia? 

K.- Mi infancia fue jugar entre ferrocarriles. Con mis amigos, iba a jugar entre trenes y  vagones abandonados que generalmente estaban pintados con graffiti. Esto indirectamente me introdujo a ese mundo. 

K.V.- ¿Tu crees que tu trabajo en graffiti es arte?

K.- Yo lo que hago es pintar mi nombre. Hay quien lo considera vandalismo y hay quien lo considera arte. Yo lo hago porque me gusta. Cada quien es libre de tomar esa decisión. Yo en lo personal lo hago por puro gusto. 

K.V.- ¿Ha sido peligroso tu trayecto por escribir tu nombre en distintos lugares?

K.- ¡Claro! Siempre está cargado de adrenalina y alto grado de dificultad. Por mencionarte algunos ejemplos: me he subido a letreros espectaculares sin ninguna protección; he pintado en vías de ferrocarril con trenes en movimiento; en vías rápidas en camiones en alta velocidad. ¡Claro que ha sido peligroso!

K.V.- ¿Has tenido problemas con las autoridades?

K.- Esa es parte del juego. Evadir a la autoridad y a la policía es parte del show. 

K.V.- ¿Qué piensa tu familia?, ¿fue difícil dedicarte al graffiti?

K.- Sí, claro, mis papás no lo tomaron bien. Cuando era niño se enojaban conmigo. Ahora es muy loco para ellos y para mí verme en una galería de arte, nunca pensé que esto pasaría. Jamás lo hice para buscar este tipo de reconocimiento. Yo siempre he pintado por gusto. 

K.V.-¿Qué le dirías a tus papás ahora?

K.- Este es el reflejo de lo que se inició hace 25 años. Que fue algo que inició como una forma de marcar el territorio, apropiarse del espacio. Ahora verlo expuesto en una galería es algo muy increíble. 

K.V.- Hablas de marcar el territorio con tu nombre, sin embargo tapas tu rostro, ¿a qué se debe? 

K.- La apariencia física pasa a segundo plano. La hazaña de marcar tu nombre es la obra y eso debe llevar el protagonismo. 

K.V.- ¿Qué le dices a los jóvenes que te siguen?

K.- Que se aferren a lo que les late.

La exposición curada por Odette Paz, inicia una nueva etapa de esta galería, con una clara intención de mostrar la estética visual de la Ciudad de México y su potencia creativa.  

Dónde: Milán 41 en la Colonia Juárez, en la Ciudad de México

Mapa Casa Milán

Cuándo: del 12 de mayo al 11 de junio, 2022

Lunes a viernes de 11:00 am a 18:00 hrs

Sábado de 12:00 am a 19:00 hrs 

Cuánto: Entrada libre a la exposición. 

Obras desde $500 hasta $60,000

Autor

  • Kristina Velfu

    Kristina Velfu es consultora en arte y periodista cultural especializada en difusión del arte y sus mercados. Es egresada de la carrera de Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, con Maestría en Discurso y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid. Cuenta con una especialidad en Gestión de la Comunicación en Organizaciones Culturales por la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía, España, y un Diplomado en Gobernabilidad e Imagen Pública en The George Washington University, en Washington D. C., entre otros cursos y talleres relacionados con la comunicación y el arte. Coleccionista y apasionada por los museos, tiene como vocación la búsqueda de la belleza. Ha colaborado con Cadena Ser, Grupo Prisa, Radio Caracol, W Radio, Revista Central y el periódico El País. Actualmente dirige www.softmagazine.mx

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.