cute gray kitten standing on a wooden flooring
Photo by Marko Blazevic on Pexels.com

Un pequeño homenaje al ronroneo

Si mi gata, llamada Mishima, fuese humana estaría regida por Neptuno y Júpiter y al igual que yo sería piscis. Yo nací un 6 de marzo del siglo pasado y ella el 7 de marzo de 2017.

Esta bella damita es la travesura hecha minina y el amor más peludo que he conocido.

Su inteligencia es sobresaliente, a grado tal que cuando nos divertimos juntos me hace recordar a la gata de Michel de Montaigne a quien le dedicó estás líneas: «Cuando juego con mi gata, ¿quién sabe si no soy yo un pasatiempo para ella, más que ella para mí».

Hace tiempo escuché a alguien decir que el ronroneo es uno de los sonidos más lindos jamás escuchados.

Sí lo creo, al grado de asegurar que si el amor tuviese resonancia está sería el ronroneo.

Le doy total razón a Cortazar, otro amante de la gatidad.

«Bajo esas orejas tan pequeñas que parecen escritas con ternura, uno se encuentra con esa mirada, tan mística, llena de una sabiduría desconocida, proveniente de otros mundos».

Por último y como tributo a todos los homenajeados en este día internacional del gato aquí dejo, el que a mi juicio es el poema más hermoso dedicado a nuestras adoradas mascotas, obra de José Emilio Pacheco.

GATIDAD

La gata entra en la sala donde estamos reunidos.

No es de Angora, no es persa

ni de ninguna marca prestigiosa.

Más bien exhibe en su gastada pelambre

toda clase de cruces y bastardías.

Pero tiene conciencia de ser gata.

Por tanto

pasa revista a los presentes,

nos echa en cara un juicio desdeñoso

y se larga.

No con la cola entre las patas: erguida

como penacho o estandarte de guerra.

Altivez, gatidad,

ni el menor deseo

de congraciarse con nadie.

Duró medio minuto el escrutinio.

Dice la gata a quien entienda su lengua:

Nunca dejes que nadie te desprecie.

Como bien saben todos esos amantes de los gatos, el 20 de febrero se celebra el Día Internacional del Gato, y fue Socks, un influyente minino que vivía en la Casa Blanca, al lado del entonces presidente de los Estados Unidos, quien propició la idea de conmemorarlos.

A principios de los años noventa se recuerda como Socks se colaba a los actos públicos del mandatario estadounidense y aparecía muy quitado de la pena en la sala presidencial en las conferencias de prensa, convirtiéndolo en toda una celebridad a nivel internacional.

Años más tarde, infortunadamente, al famoso bigotón se le diagnosticó cáncer, falleciendo precisamente un día como hoy, en el año del 2009.

Cabe aclarar que el gato es el único animal que celebra tres veces al año su Día. Aparte de hoy son el 8 de agosto y 29 de octubre. En agosto por coincidir con su época de mayor celo, en el hemisferio occidental, siendo el Fondo Internacional para el Bienestar Animal quien lo impulsó, y, el de octubre fue por iniciativa de una experta en conducta gatuna, Collen Paige, quien pugnó por concientizar a la población de nuestros vecinos del norte sobre la sobrepoblación de gatos en situación de calle.

Autor

  • Javier Gutiérrez Ruvalcaba

    Javier Gutiérrez Ruvalcaba Amante del buen comer, bibliófilo, cinéfilo, melómano y futbolero. Realizó estudios en Etnología y Letras Hispánicas. Se ha desempeñado como periodista cultural por más de treinta años, colaborando en varios medios, como Jueves de Excélsior, Revista de Revistas, Novedades, El Universal, El Financiero, Congresistas, Soft Magazine, Neotraba, entre otros. Ha sido editor, promotor cultural, funcionario público y asesor parlamentario. Redes sociales Facebook: Javier Gutiérrez Ruvalcaba Instagram: @javiergutierrezruvalcaba

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente
Arte

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.