Julio Iglesias – El amor soy yo

“Voy de aquí para allá, tratando de ser el mismo de ayer en otro lugar”

¿Como empezar de nuevo cuando todo se derrumba? Pues en ocasiones la desgracia es el único camino al éxito.

Este es el caso de alguien que renació de las cenizas. Julio Iglesias a los 19 años fue portero de las líneas inferiores del Real Madrid, al mismo tiempo era un estudiante de la carrera de derecho. Pero un día antes de cumplir 20 años salió de fiesta con unos amigos, al regresar tuvo un accidente de tráfico en Majadahonda, el desenlace fue fatal, quedó casi paralítico durante un año y medio y tuvo que decir adiós al fútbol. 

Al verse tan deprimido en un hospital su enfermero Eladio Madaleno le regaló una guitarra para que ejercitara sus dedos como terapia, pero ni el mismo Julio supo que ese regalo le cambiaría la vida por completo. Empezó a componer canciones desde aquel lugar, y así surgió su emblemático tema “La vida sigue igual” con el que arrasó en el festival del momento, pero curiosamente Julio no quería interpretar su tema, para su fortuna no hubo quien quisiera llevar esa canción al festival y tuvo que hacerlo él mismo.

“Siempre hay por quien vivir por quien amar, siempre hay por que vivir por que luchar, al final las obras quedan las gentes se van, otras que vienen las continuaran 
La vida sigue igual”

Aquel muchacho tímido que dio por casualidad con la música, ha vendido 300 millones de discos, es uno de los 10 artistas que más ha arrasado en la historia de la música, grabando en 14 idiomas y superando por mucho en ventas a Bob Dylan, David Bowie, Neil Diamond, Queen, The Rolling Stones, Stevie Wonder entre otros.

Como era de esperarse en esa selecta de los diez más grandes están Julio Iglesias, Elvis Presley, Los Beatles, Elton John, Madonna y Michael Jackson. Quienes han tenido ventas estratosféricas en todo el planeta.

¿Pero cómo llegó Julio allí? Tal vez impulsado por otra desgracia, su exmujer Isabel Presley le dijo adiós dejándolo muy mal anímicamente, ella estaba cansada de la fama del Don Juan, pero Julio intentó repararlo varias veces, incluso pidiendo ayuda a la madre de Isabel para que le convenciera de no dejarlo. Con el tiempo los intentos del artista fueron infértiles, Isabel ya había decidido mucho tiempo atrás y ocurrió lo inevitable, la separación del matrimonio que no tuvo más solución que la repartición de bienes y la responsabilidad de Julio por aquellos tres hijos, entre los que estaban el pequeño Enrique Iglesias.

Tras el fracaso amoroso que fue traumatizante según el artista, nace el seductor, pues solo se ama una vez con locura. Julio decide refugiarse en su profesión, trabajar sin descanso y volverse una celebridad internacional, grabando música en varios idiomas y recorriendo el mundo en giras interminables que lo llevaron a tener el récord Guinness por ser el latino con más discos vendidos, artista internacional más popular en China, Grammy honorífico y estrella en el paseo de la fama.

“Pocos amigos que son de verdad, cuanto te halagan si triunfando estas, y si fracasas bien comprenderás, los buenos quedan los demás se van”

¿Su récord guiness en mujeres? Se rumorea de ese terrible personaje que es bromista con las conductoras de televisión y siempre les habla de sexo y en ocasiones las besa. Pasó de ser aquel hombre entregado al amor para convertirse en un truhan. Pero sus canciones lo delatan, pues como él las describe, son dulzonas.

Después de fracasar en el amor se volvió un hombre capaz de conquistar a cualquier mujer sin enamorarse, es posible que eso funcione mejor a la larga y nos haga más libres, pues el amor es sufrimiento, y la conquista es una hazaña. 

“Mujeres en mi vida hubo que me quisieron, pero he de confesar que otras también me hirieron, pero de cada momento que yo he vivido, saqué sin perjudicar el mejor partido, y es que yo, amo a la vida y amo el amor, soy un truhan, soy un señor, algo bohemio y soñador”

Julio fue el mayor de dos hijos, y hablando de mujeres, su madre tenía una cierta predilección por Carlos, el hermano menor del artista, de quien poco sabemos. La escasa aceptación de su madre y su primer fracaso amoroso lo han convertido en aquel bohemio que anhela el amor y con cada conquista se demuestra lo que es sentir aquello que nos ganamos a pulso. Le dedicó su alma a la música, uno de sus más grandes amores fue su padre, un gallego al que le profesó amor por su tierra, haciendo el tema de “Un Canto a Galicia” escrito en gallego, así como “Morriñas”

“Vuela amigo vuela alto, no seas gaviota en el mar, la gente tira a matar cuando volamos muy bajo”

El éxito tiene su precio, a veces se van algunos sueños y uno en automático continúa ese camino que parecía estar trazado, y pese a todo no hay que darse por vencidos “cada día soy más libre”, declaraba Julio Iglesias en un evento en Perú “No bebo, no fumo, no hago uso de sustancias, de vez en cuando tengo alguna que otra novia, un poco menos que antes, pero aun me sale alguna”. De entre las risas del público se dejó ver la esencia de aquel soñador que siempre quiso ser amado, y aunque de lomo plateado su dulce voz nunca ha podido desaparecer.

 “Voy, un poco por ir, me dejo llevar, no es fácil saber volver a empezar, voy queriendo olvidar, tratando de ser el mismo de ayer en otro lugar, voy de aquí para allá, me acuerdo de ti, tu sabes que soy un sentimental”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.