Me llamo rojo

“El arte de una novela se basa ante todo en la compasión”

Orham Pamuk; el escritor de colores es turco, y premio nobel de literatura 2006. “Kara Kitab – El libro negro”, “Benim Adim Kirmizi – Me llamo rojo” son dos de sus novelas más leídas. Autocritico, quiso ser pintor, pero los colores los incluyó en sus novelas, además pide prestados a occidente algunos tintes para adaptarlos a oriente, otomano en boga, y en pro de recuperar la identidad de un país que está muy comprometido con la política, situado justo en el choque de oriente con occidente.

Pamuk en su novela “Me llamo rojo” aborda el arte del siglo XVI en un taller donde tres ilustradores cumplían con un trabajo que era encargo del sultán. En pleno apogeo del imperio otomano el libro se convierte en una novela histórica que nos ambienta en la ciudad de Estambul, costumbrista que poco a poco se vuelve una historia policial suigéneris cuando asesinan a Maese Donoso, uno de los ilustradores. El entramado se vuelve complejo, cada vez aparecen nuevos personajes, mientras Pamuk intenta despistar al lector al grado de que los mismos compañeros de taller pueden ser los asesinos. En el proceso artístico del trabajo encargado hay que encontrar al culpable

“El arte es la glorificación de Dios”

El escritor es un símbolo de la lucha de Turquía para pertenecer a la Unión Europea, ha criticado los genocidios a los kurdos y armenios, lo que le ha supuesto varios detractores.

El espejo de Calibán es la metáfora en la que Turquía y Europa eran un espejo una de la otra, todas sus novelas hablan de la identidad, en “El castillo blanco”, cuando cayó el imperio otomano, todos pensaron que Turquía iba a ser una parte de Europa. Pamuk siempre ha hablado de ese hecho en todas y cada una de sus novelas, un tema que según el escritor no estaba de moda entre los intelectuales de su época.

Pamuk dice que el Nobel no cambió su vida, lo volvió mas publico de lo que él hubiera deseado ser, también más político y eso tampoco le gusta, no era la raíz de su mensaje, pero ¿qué tan difícil es incluir a su natal Turquía en la UE? siEuropa es un club cristiano, Turquía no tiene cabida, pero si Europa profesa la libertad, la fraternidad y otras religiones, entonces Turquía tiene cabida. Estar en medio de oriente y occidente es un problema de identidad, solo los fanáticos se resisten a la entrada de Turquía en Europa, espero vivir para ver que se abra esa puerta.

“El color es el tacto del ojo, la música de los sordos, una palabra en la oscuridad”

En oriente no hay felicidad, pero un libro te hace soñar, puede darte la llave del mundo y quererlo cambiar, aunque todo parezca un sueño, pues cuando las predicciones económicas son malas y un gobierno es opresor, la única salida es la novela, en donde podemos transitar otros estados mentales alejados de la realidad deseada.

El mundo está dormido, nos preocupa dar voz a pequeños grupos que nos separan y con el tiempo se extinguen como fuegos que solos se apagan, la identidad no está en las minorías, en las peleas, tampoco en la separación, la identidad está en reconocer nuestras raíces y que todos los seres humanos tenemos más cosas en común que diferencias. Esas diferencias son clubs exclusivos a puerta cerrada que complacen los intereses mezquinos de pocos, pero no son verdaderos, nos alejan de la esencia.

“En realidad nadie sabe que está viviendo el momento más feliz de su vida mientras lo vive”

En el “Libro Negro” nos cuenta la historia de Galip, quién es abandonado por su esposa sin explicación. Su esposa Rüya, nombre que significa sueño en turco. Galip la busca vagando por todo Estambul, hasta el punto de hacerse pasar por un columnista de nombre Celal. Un admirador de las columnas quiere encontrarse con el supuesto Celal quien también está desaparecido. Galip en la búsqueda de su esposa yencubierto en este personaje accede a encontrarse con el admirador, pero después de esta trama tan rebuscada solo puedo decir que el verdadero Celal y Rüya aparecen muertos, en la misma calle, pero ¿Quién será el asesino?

Un escritor lleno de arte y complejidad en “El museo de la inocencia” su protagonista Kemal se enamora de su prima pobre, el fracaso amoroso se construye por una colección de objetos, el amor esta expresado en objetos de la vida cotidiana, objetos que provocan los recuerdos que dan forma y espacio al museo, historia de una época y una cuidad, reflexión sobre las casas, y sus historias.

“Los museos de verdad son los sitios en donde el tiempo se transforma en espacio”

Tal vez con “El museo de la inocencia” Pamuk quiso expresar al novio como Europa y a la prima pobre como Turquía, o al revés, pues la riqueza colorida de las novelas de este escritor es única en el mundo. Por eso en el “Castillo blanco”, Me llamo rojo”, “El libro negro” y “El museo de la inocencia” se esconde una colección de arte vuelta letras y vertida en tintes y entramados que solo nuestra imaginación puede percibir de manera tan abstracta como los sueños. 

El arte que se extrae de esta colección de objetos y artesanos de Estambul tiene una historia que conecta a occidente con oriente, a la literatura de Pamuk que expresa los sueños y las aspiraciones de una de las culturas que han estado presentes en todos los episodios de la historia poniendo a Turquía como el puente.

Autor

  • Óscar Fernández

    Autor de 12 novelas con alto contenido social donde desnuda el alma humana . Entre sus temas frecuentes se encuentran la injusticia, el desamparo, la soledad y la forma en que las buenas personas salen adelante de los embistes de la vida. Ha entablado conversación con los grandes pensadores del siglo a quienes referencia en sus artículos. Habla inglés, francés, gallego, español y árabe. Ha trabajado por los desfavorecidos en Palestina y actualmente reside en México.

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Arte

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.