Ozzy Osbourne

El fin de una era

“Todo el día pienso en cosas, pero nada parece satisfacerme, creo que perderé la cabeza si no encuentro algo para apaciguarla”

El Padrino del Heavy Metal nos dice adios, es determinante en sus decisiones, así dejó el LSD; el día que tomó 10 tabletas salió a caminar por un campo y de frente se encontró con su interlocutor, se trataba de un caballo con quien mantuvo una conversación una hora. El doctor le dijo que era un milagro que siguiera vivo, pues varios males aquejan al Príncipe de la Oscuridad, el parkinson, un pasado accidente que le ha dejado estragos, y aquella vida de rockstar que acumula tantas cicatrices como buenas memorias. Su retiro marca el fin de una era, no puede haber nadie igual, es irremplazable. 

Ozzy es el susurro de la oscuridad, el grito de los renegados, la conciencia de los inadaptados… Simplemente la voz de Black Sabbath. El consejo general apunta a que Black Sabbath fue la agrupación que creó el heavy metal el 13 de febrero de 1970 cuando salió el primer disco homónimo de la banda, aunque hay otros que piensan que Led Zeppelin y Deep Purple tuvieron injerencia en el género.

Ozzy Osbourne singer with the Heavy Metal band Black Sabbath seen here at home in his garden. 19th August 1978 Newscom/(Mega Agency TagID: mrpphotos373492.jpg) [Photo via Mega Agency]

Definir al madman es romper todas las reglas, pues “Paranoid”, tema que marcó la historia del heavy metal fue escrito en 5 minutos, del segundo álbum de la legendaria agrupación. Su letra habla de la depresión y la paranoia, en realidad Ozzy dice que no sabía la diferencia entre una cosa y otra, porque despues de fumar un porro uno entra en un estado de desconfianza, tristeza, inadaptación. Varios fans se sienten identificados con esas letras cantadas con euforia y un profundo mensaje, pues no todos pertenecemos a esta sociedad de la misma manera.

El nombre de Black Sabbath lo empezaron a usar en agosto de 1969, inspirado en la película del mismo nombre, la música se hizo pesada con letras oscuras y perturbadoras, fueron inspiración para agrupaciones como Motörhead, Megadeth, Metallica, Def Leppard, Korn entre muchas otras, se podría decir que no hay alguna banda existente del metal que prescinda de su influencia.

“La forma de sus ojos envueltos en fuego, diciéndole a la gente sus deseos, Satán en su trono sonriendo, viendo sus flamas creciendo, creciendo…”

Los más notables integrantes de Black Sabbath fueron Ozzy Osbourne, quién no necesita presentación, “here I am, the fucking father of the darkness”, Tony Lommi; a quien se le atribuye ser el padre del Heavy Metal, por su notable participación en la guitarra aportando el riff, Geezer Butler, una de los primeros bajistas en usar el pedal wah, y Bill Ward, baterista original de la banda. Por la agrupación a pasado el fallecido Ronnie James Dio, quien fue una de las voces más influyentes del heavy metal y nombrado por el New York Times como el más grande vocalista del género de todos los tiempos, habiendo reemplazado a Ozzy una temporada en Black Sabbath, así como Ian Gillan, vocalista y creador de Deep Purple.

Si hablamos de Heavy Metal y hablamos de una historia que lleva más de 50 años nunca podríamos dejar de mencionar a Ozzy Osbourne. Con su retirada podemos recrear los tiempos de aquellos privilegiados que pudimos ver un concierto de su majestad oscura, donde el ambiente se tornaba denso y tenebroso cuando él pisaba el escenario, y después de un grito se disipaba la tensión, mientras que el olor a marihuana inundaba a la turba que eufórica participaba de aquel exorcismo musical en el que los himnos de protesta desencadenaron la energía vocal de todos los presentes. Ozzy no solo es un concepto, ni una influencia, tampoco un sacerdote oscuro en medio de un concierto, Ozzy es una leyenda, es una manera de vivir.

“Los niños del mañana viven en las lágrimas que caen hoy, será el amanecer del mañana, ¿Debe el mundo vivir a la sombra del miedo atómico? ¿Se puede ganar la lucha por la paz? ¿O los niños desapareceran?”

Autor

  • Óscar Fernández

    Autor de 12 novelas con alto contenido social donde desnuda el alma humana . Entre sus temas frecuentes se encuentran la injusticia, el desamparo, la soledad y la forma en que las buenas personas salen adelante de los embistes de la vida. Ha entablado conversación con los grandes pensadores del siglo a quienes referencia en sus artículos. Habla inglés, francés, gallego, español y árabe. Ha trabajado por los desfavorecidos en Palestina y actualmente reside en México.

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.