Maldita Sangre Azul

“De hecho, los reyes fueron tan voraces que eventualmente el pueblo clama a Dios para que los salve de ellos” 

1ra de Samuel 8:18

Me había impresionado la manera en que Juego de Tronos de George R. R. Martin acaparó las pantallas, las librerías, e inundó el mundo poniendo de manifiesto la trama y la tiranía que esconden los reinos y sus reyes para mantenerse en el poder a costa de lo que sea.

Poco después descubrí a los Reyes Malditos, o mas bien antes, George R. R. Martin aceptó que fue influenciado por la saga del escritor francés Maurice Druon, quien hizo siete libros de la historia de los reinos antiguos, y lo que le costaron al pueblo de la época. La monarquía era engreída, cruel, tenía un poder más absoluto que cualquier dictadura.

Los Reyes Malditos son como Juego de Tronos, solo que, sin dragones, más apegados a la historia del oscurantismo. Todo empieza con Felipe IV de Francia, miembro de la dinastía de los Capetos. Era Conocido como Felipe el hermoso, y el libro que le dedica Druon para empezar la saga se llama “El Rey de Hierro”

En este primer tomo Felipe el hermoso somete a todo su pueblo, sube y baja los impuestos a placer, arruina a las personas, incluso tuvo un conflicto con el Papa Bonifacio VIII, pues no le dejaba cobrar ningún tipo de cuota, todo pasaba por las manos del rey. Llegó a desplazar al Papa al sur de la geografía francesa, concretamente Aquitania. En venganza el Papa lo quiso juzgar en Roma por herejía, sin más remedio Bonifacio VIII mediante la bula Unam Sanctam declaró, por el contrario, la supremacía del poder espiritual sobre el poder temporal de rey. Pero Bonifacio VIII murió y eso le permitió a Felipe elegir papas franceses, como Clemente V, quien fue más maleable y apegado a su reinado.

Una vez que Felipe el hermoso lo controló todo se dio cuenta que solo había una organización que se oponía a su reinado, tanto en riquezas como en poder, se trataba de la orden de Los Caballeros Templarios. El rey Felipe IV no se quedó cruzado de brazos, entonces los llevó a todos al tribunal de la Santa Inquisición acusados de actos contra la fe cristiana.

Un viernes 13 de octubre de 1307 prendió en una impresionante operación policial a todos los Caballeros Templarios y los acabó. Por eso es tan sonado el viernes 13 que se asocia con la mala suerte.

Evidentemente la orden de los Caballeros Templarios fue exterminada por Felipe el hermoso junto al Papa que les traicionó, Clemente V; quien de clemencia conocía poco, pues llegó a desmenuzar la orden hasta llevar a la hoguera al Gran Maestre Jacques de Molay. Y aquí es donde empieza la historia de esta fascinante saga, pues Jacques de Molay en su último aliento lanzó un conjuro para maldecir a los reyes, por eso el título de “Los Reyes Malditos”

Jacques de Molay desde la pira dijo – Maldigo al rey Felipe IV de Francia, a sus descendientes y al papa Clemente V – también dijo que el año siguiente morirían el rey y el papa y que la línea de sucesión de Felipe IV no rencarnaría más en Francia.

Para sorpresa de todos, la maldición se cumplió, el papa Clemente murió de una grave enfermedad y Felipe el hermoso falleció de un derrame cerebral mientras estaba cazando. Además, entre 1314 y 1328 murieron 3 hijos y 3 nietos del rey francés, pasados 14 años de la muerte de Jacques de Molay la dinastía de los Capetos se extinguió en Francia.

“¡Malditos, malditos todos!” así se enumeran los siete libros de la saga “Los Reyes Malditos de Maurice Druon. El primero es el ya mencionado 1. Rey de Hierro, seguido por 2. La Reina Estrangulada; dedicado a Margarita de Borgoña, quien entre sus pañuelos de encaje tenía la pócima para cambiar el destino de Francia, encerrada en el Castillo Gaillard por adultera, termina siendo estrangulada, pero cambiando el destino de la nación que Felipe el hermoso había puesto en el mapa como la primera potencia mundial.

Seguido por 3. Los Venenos de la Corona; Luis viudo es envenenado por Matilde y deja a Clemencia embarazada y a la corte confundida, 4. La Ley de Los Varones; el rey al forzar un conclave papal destina a Juan XXII, un papa fundamental en el entramado de traiciones y asesinatos para llegar al libro más álgido que a mi gusto es el mejor, dedicado a Isabel, mejor conocida como 5. La Loba de Francia, que invade Inglaterra, y como hija y esposa de reyes asesina a su marido con ayuda de su amante celoso. 

Y para terminar la saga y el escabroso entramado 6. La Flor de Lis y El León, 7. De Como Un Rey Perdió Francia. Aunque yo solo les recomiendo leer los 6 primeros, pues el ultimo tiene un cambio súbito en la manera de haber sido escrito, y hay quien especula que tal vez la mano y mente del escritor Druon no estuvieron involucradas.

Una saga que no está tan distante de la realidad y pone al desnudo la ambición infinita de los reyes, quienes buscaban poder, riqueza y tierras; esos reyes a los que todo les parecía poco, vivían entre la angustia y el despojo, se tenían que cuidar de no ser envenenados en sus alimentos, ocultar todos sus pecados en complicidad con el clero, sin duda los Reyes Malditos son una gran opción literaria para disfrutar con el enfado y la confusión de esta esencial saga que ha inspirado tantas series y novelas.

Autor

  • Óscar Fernández

    Autor de 12 novelas con alto contenido social donde desnuda el alma humana . Entre sus temas frecuentes se encuentran la injusticia, el desamparo, la soledad y la forma en que las buenas personas salen adelante de los embistes de la vida. Ha entablado conversación con los grandes pensadores del siglo a quienes referencia en sus artículos. Habla inglés, francés, gallego, español y árabe. Ha trabajado por los desfavorecidos en Palestina y actualmente reside en México.

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.