La última manzana

Por Óscar Fernández

“Hago lo que de verdad me gusta, y eso, creo, me mantiene de verdad joven de espíritu”

                                                                                                    Yoko Ono  

Su manzana no representa la que mordió Eva, separando a Adán de Dios y del paraíso, tampoco es con certeza la mujer que separó a los Beatles, la manzana de Yoko Ono puede ser un juego entre lo expuesto de una separación o simplemente un trabajo conceptual donde ella acusaba del deterioro de las cosas al paso del tiempo, la famosa ley de la entropía. Simbólicamente Lennon fue a esa exposición y mordió la manzana para después dejarla en el mismo sitio.

Ocurrió en 1966 cuando Yoko se popularizó con la manzana que mordió Lennon, y el efecto no fue inmediato como la expulsión del paraíso de Adán y Eva. Pasaron 4 años más para que un 10 de abril de 1970 Paul McCartney anunciara la disolución de la agrupación. Por mucho tiempo se culpó a Yoko, pero hay otra versión, una historia enfermiza de parte de su marido, Lennon no la dejaba ni a sol ni sombra, se empezó a obsesionar con Yoko, tenía que estar presente en el estudio de grabación y llegó al punto de acompañarla al cuarto de baño.

La obsesión de Lennon por Yoko fue la que rompió el interés del líder de los Beatles por sus compañeros y quiso emprender una carrera como solista dando voz a los pensamientos de su mujer. Ella era vanguardista y estaba adelantada a su tiempo, en una entrevista Lennon atribuye la canción de “Imagine” como una concreción con Yoko, incluso en el videoclip ella aparece en primer plano, Ono está en toda la carrera del legendario Beatle desde sus composiciones, hasta sus videos y su inspiración.

Yoko Ono era mejor comprendida en el arte por su marido, en 1971 crearon “Imagine”, la mujer estaba en los versos, aportó la vanguardia y el arte conceptual de la que está compuesta la carrera musical de Lennon.

YoKo Ono en el año de 1964 sacó su libro Grapefruit, y pide al lector que queme el ejemplar cuando lo termine, y al final, en la ultima pagina hay un apartado de John Lennon que dice “Es el mejor libro que he quemado”, la pareja entre seriedad y humor emprendió un nuevo camino, buscó una forma distinta de expresión, para Lennon ya no era necesario McCartney, y fue simplemente sustituido.

Pero… ¿Qué hay de la artista? 

Tras la guerra se mudó a Nueva York y allí Yoko conoció al joven compositor Ichiyanagi Toshi, su primer marido, en esa época entró en contacto con el arte vanguardista gracias a amistades como John Cage, Allan Kaprow, quien fue uno de los precursores de la performance.

Su loft lo convirtió en una galería donde dio oportunidad a otros artistas, amaba el arte en todas sus expresiones, las letras, la música y lo visual. Después entró en contacto con el Fluxus, una agrupación de artistas vanguardistas liderada por George Maciunas. En este último llevó el arte a fluir, más que conceptos ordenados trataban de buscar la ética o el sentir. Yoko tenía habilidades sociales y talento para organizar actividades artísticas, por tal motivo en 1960 se desarrolló como artista vanguardista, en 1970 se dedicó a la música con su marido y en 1980 amplió su espectro a todos los aspectos de la sociedad.

Tuvo dificultades por ser una incomprendida, rechazada en su país natal, vivió una caza de brujas por los medios que siempre la acusaron de separar a los Beatles. Cuando se casaron en 1969 atrajeron a la prensa en un cuarto mientras ellos estaban en una cama, era como llevar a la prensa a lo más íntimo del dormitorio de una pareja, fue así como juntos pudieron transmitir su mensaje de amor, de paz, prescindiendo de sus apellidos, solo John y Yoko, fue así como este par de genios pudo atraer la mirada del mundo y sacar partido de la polémica y mala fama para que con todos los reflectores del mundo pudieran dar su mensaje abierto desde la intimidad. Hacían mucho ese tipo de sesiones con la prensa, le llamaban Beding.

A menudo se le critica a Yoko por su manera de cantar, y es que no se preocupó por educar su voz, pues decía que su canto eran los gritos de dolor de una mujer en el parto. Feminista, tampoco comulgaba con las fronteras, los idiomas o las naciones, hablaba de la igualdad y un mundo libre, en el que no había cielo, tampoco infierno, eso quedó plasmado en el himno que entonó Lennon dedicado a la prisionera humanidad por elección.

Plastic Ono Band triunfaba cuando Lennon era un amo de casa, allí sentaron las bases de una sociedad feminista y pacífica. Fluxus del latín, flujo, estaba compuesto por artistas de minorías, afros, mujeres, diversidad sexual en un Nueva York donde los caucásicos varones reinaban en el ranking. Fue una artista que mostró el arte como un deleite de los hombres al dejar vulnerable a la mujer que se dejó cortar la ropa por los espectadores, siendo una artista joven y desconocida en aquel entonces.

En el tema Happy Xmas, resalta su mensaje contra la devastadora guerra de Vietnam, “Wari s over, if you want”

Y a pesar de haber visto morir a su marido siguió llevando el mensaje de ambos por el mundo, predicando la tolerancia y la oportunidad para todos, la igualdad utópica con el arte vanguardista y fluxus que la hicieron brillar durante muchos años.

Autor

  • Óscar Fernández

    Autor de 12 novelas con alto contenido social donde desnuda el alma humana . Entre sus temas frecuentes se encuentran la injusticia, el desamparo, la soledad y la forma en que las buenas personas salen adelante de los embistes de la vida. Ha entablado conversación con los grandes pensadores del siglo a quienes referencia en sus artículos. Habla inglés, francés, gallego, español y árabe. Ha trabajado por los desfavorecidos en Palestina y actualmente reside en México.

¿Qué te pareció este articulo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.